Los camarotes


Todos conocemos el Titanic como el barco más lujoso del mundo, y lo cierto es que no nos equivocamos al decir que lo era. Lo cierto es que muchas de las salas de 1ª o incluso de 2ª clase eran auténtico lujo. Varios ejemplos de esto son la piscina, el salón de fumadores de 1ª y 2ª, los baños turcos, las librerías de 1ª y 2ª clase o sin ir más lejos el salón general de 1ª o salón comedor de ambas clases. Al igual que el resto del barco, los camarotes también eran muy lujosos, pero la mayoría no tanto cómo creemos. De todos modos, aquí voy a aclarar algunas cosas sobre los camarotes de 1ª, 2ª y 3ª.

Vamos a comenzar por la gente más humilde. Antes de empezar con los camarotes de 3ª clase voy a aclarar algo: Los pasajeros de 3ª eran pobres. Esos pensamos todos cuando oímos algo sobre la 3ª clase a bordo del Titanic, pero en absoluto era así. Si eras pobre, no viajabas en el Titanic. Los pasajeros de 3ª eran en general inmigrantes que habían ahorrado durante años para poder ir en 3ª clase en algún barco, con lo que no eran pobres hasta el nivel de vivir en la calle o bajo un puente. Aclarado esto, comencemos:

Los camarotes de 3ª clase

BRITAIN-NIRELAND-LIFESTYLE-HISTORY-TOURISM-TITANIC
Recreación de un camarote de 3ª clase (Belfast)

Para empezar voy a contar una curiosidad. En la mayoría de los barcos los pasajeros de 3ª clase viajaban en salas conjuntas en las que había capacidad para hasta 30 personas o más, igual que hacían por ejemplo parte de la tripulación Sin embargo en el Titanic tenían camarotes más o menos individuales, de un máximo de 6 personas. Como es obvio, el tamaño variaba dependiendo el número de personas que en él se alojaran (de 2 a 6 personas). Si Jack en la película de 1997 dice “es el mejor en el que he navegado” es por algo. 3ª no era lujoso, pero en el Titanic, era lujo para sus pasajeros…

Que en 3ª clase te sirvieran en el comedor era considerado lujo para los humildes pasajeros que viajaban en 3ª en busca es una vida mejor en América.


Los camarotes de 2ª clase

camarote-titanic
Recreación de un camarote de 2ª clase (Belfast)

Los pasajeros de 2ª clase eran relativamente ricos, y por esto muchas de las estancias de 2ª clase eran muy lujosas. La verdad es que precisamente los camarotes no eran muy lujosos ni muy grandes, pero en el Titanic eran iguales a los de 1ª de muchos otros buques de la época, con que no estaban nada mal. No tenían baño privado, pero se proporcionaban pilas de afeitar y espejos tocador junto a un pequeño lavabo. Al igual que en 3ª, el tamaño variaba dependiendo del número de personas que en el viajasen. No tenía el mismo tamaño el E-93 que el F-56, ya que uno estaba diseñado para 4 personas y otro para 2.


Los camarotes de 1ª clase

Si en 2ª eran como en primera de otros barcos, ya te puedes imaginar cómo serían los de 1ª clase. Repletos de comodidades y de lujo, aunque no excesivamente grandes. De hecho tenemos tan mitificado el Titanic que nos imaginamos de en 1ª clase los camarotes eran enormes. Esto es relativamente cierto, pero no todos los camarotes de 1ª eran iguales. Digo lo mismo que con 3ª y 2ª. Mientras que unos estaban diseñados para 1 persona otros estaban diseñados para familias completas y el personal. Claro que en 1ª también dependía mucho del dinero que poseyera la persona o familia que en él viajase. Explicaré esto con un ejemplo. La mayoría de los camarotes de la cubierta A eran los camarotes estándar de 1ª. Es decir, había que ser millonario, pero no ser extremadamente rico. Sin embargo en la cubierta B la cosa cambia, ya que muchos de estos están intercomunicados. La mayoría de estos camarotes estaban diseñados para lo siguiente: La pareja o matrimonio dormían en un camarote, los niños en otro situado justo al lado, y el personal en otro algo más pequeño.

rect4157En esta imagen ampliada de la cubierta B se aprecia un lo que he comentado. En el camarote rojo estaría situado el matrimonio, en el verde los niños y el personal en el azul.

Este tipo de camarotes contaban con un vestidor en cada uno, y un baño por cada dos, aparte de la sala de estar junto a la cama para dormir.

Ahora voy a hablar de las famosas Parlor Suits, el conjunto más caro de todo el barco. Había dos conjuntos: B-51/53/55 y B-52-54-56. Este último fue ocupado por Bruce Ismay, mientras que el anterior fue ocupado por la familia Martinez Cardeza. Estas suits contaban con una sala de estar, dos vestidores, dos dormitorios, el lavabo, la taza del váter y una cubierta de paseo particular.

a668b5a8aa2a44b7a33276077e7311b5.jpg
Imagen coloreada de un camarote de la cubierta B
titanic_7.jpg
Recreación de un camarote de la cubierta B (Titanic the exhibition)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s