¿Aumentamos la velocidad?


Si bien en este blog hemos hablado de numerosos mitos del Titanic todavía nos quedan muchos. En este caso vengo a hablar de uno de los mas famosos y que incluso está incluida en la película de James Cameron. Elisabeth Lines era una pasajera de primera clase que según testificó tras el naufragio oyó una interesante conversación entre Bruce Ismay y el capitán Smith. En esta conversación supuestamente Bruce Ismay presiona al capitán para aumentar la velocidad y llegar un día antes a Nueva York, batiendo el record del Mauretania y sorprendiendo a todos los medios. Debido a que en la película de James Cameron esto se da por hecho muchas personas aun creen que esto es cierto. De todos modos hay muchas cosas que deberíamos analizar. Para empezar debemos de saber que el Titanic no podría haber superado el record del Mauretania y esta era una meta imposible para los barcos de la clase Olympic, los mismos que habían sido construidos para competir en lujo y seguridad, no en velocidad. No podemos afirmar que la conversación sea cierta o tan sólo un falso testimonio porque sencillamente no se sabe, solo tenemos los testimonios de Elizabeth y de Bruce Ismay. Supuestamente esta conversación se produjo en el lado de estribor junto a la escalinata de primera clase en la cubierta D, en la recepción de primera clase (Aunque tabién hy gente que afirma que esta se produjo en el Café Parisien). Suponemos que Bruce Ismay y el capitán estarían hablando de diversos temas cuando a Ismay se le ocurre llegar antes a NY y sorprender a los medios, tal y como se puede ver en la película de Cameron. Ya sabemos que el Titanic no podría superar al Mauretania, pero aparte de esto hay algo mas que deberíamos pensar: los pasajeros pagaron por 8 días… no por 7. Parece una tontería pero si nos paramos a pensarlo (y con lo caro que era viajar en este tipo de buques) no lo es tanto. Ahora vamos a analizar un poco si de verdad se produjo tal conversación. Elizabeth declaro que cuando Bruce Ismay le sugirió la idea a Smith lo hizo como si de una orden se tratase, aunque lo mas probable es que esto simplemente lo dijera (Elizabeth) para darle algo mas a la historia. Que la conversación se produjo sí que es probable, pero no como algo especial y a lo que se debiera de dar mucha importancia, pues ese mismo día Smith e Ismay hablaron de diversos temas y puede que este en cuestión saliera durante la conversación. Esto explicaría por qué Ismay cuando declaró dijo que jamás tuvieron tal charla. Simplemente porque si era un tema más no había por qué recordarlo… Espero haber explicado breve y claramente este tema que muchos aún o no entendían o simplemente no tenían claro.

El afortunado fotógrafo del Titanic


En el RMS Titanic, abordó un fotógrafo llamado Franck Browne muy conocido por su gran afición a la fotografía. Muchas de las fotos que nos permiten narrar la historia del Titanic y enseñar la vida cotidiana a bordo de aquel gran buque son gracias a aquel gran fotógrafo que tubo la suerte de sobrevivir tras desembarcar en Cherburgo.

Franck Brown,  aborda el Titanic en Southampton, la tarde del 10 de abril de 1912. Junto con él va ese instrumento inseparable que registrará su travesía.

Lo que sus ojos captan mucho ayudará a James Cameron, décadas después, para elaborar vestuarios y sets de película. El seminarista camina, contempla y va retratando lugares, personas y momentos –los últimos de muchos pasajeros-. Visitó el gimnasio, el comedor, caminó por las cubiertas, a veces pedía a los viajeros posar ante la cámara. A todo y a muchos tomó fotografías, una de las más famosas es cuando, en uno de sus paseos, se topó a Edward J. Smith, capitán del navío. 

logo 2

¿Por qué murieron tantos pasajeros de 3ª clase?


Todos sabemos que más de la mitad de los pasajeros de 3ª clase murieron en el Titanic. Esto se ha intentado explicar de muchas maneras. Hay quién dice que no se les dejaba subir a los botes, que tenían preferencia los pasajeros de 1ª y 2ª clase. James Cameron en la película afirma que la razón por la que murieron tantos fue que se les encerró, aunque a día de hoy sabemos que esto no es cierto ni por asomo, y que apenas había verjas cerradas (si quieres más información sobre esto tengo una entrada en la que desvelo algunos mitos del Titanic de manera muy sencilla. Pincha aquí e irás a la página). Lo cierto es que en los botes no había ningún tipo de preferencia en cuanto a clase social. La única norma que había era “mujeres y niños primero”, y esta sí se aplicó. Para entender por qué murieron tantos pasajeros de 3ª hay que saber más o menos dónde se situaban los camarotes de 1ª, 2ª y 3ª. (Pincha aquí e irás a una entrada donde se explica) . Sabiendo dónde se situaban es fácil ver por qué murieron tantos. Los camarotes de 3ª clase están mucho más alejados de la cubierta de botes. Además a los pasajeros se les avisó casi media hora después de la colisión con el iceberg y los botes se empezaron a arriar otra media hora después, y además, para llegar hasta los botes desde 3ª había que ir sí o sí por 2ª clase o por 1ª y obviamente no dejaban pasar a los pasajeros de 3ª en 2ª o en 1ª clase. Se les dejó pasar más adelante, cuando ya era lamentablemente tarde. Los que tuvieron la suerte de llegar a tiempo pudieron sobrevivir, en especial las mujeres y los niños. En cuanto a los hombres de 3ª clase, sólo podían sobrevivir si tenían la suerte de que el hombre que se encargaba de los botes era Murdoch, quien sí dejaba embarcar a hombres. Por el contrario, si estaban en el lado de babor y el hombre a cargo era Ligtholler, lo más probable era que murieran… Para concluir voy a dejarles las cifras de los pasajeros de 3ª clase. Antes de hacerlo diré que la persona que se ha encargado de poner punto y final al tema de las cifras se llama Irene y tiene un blog (junto a más personas) para gente que sabe bastante más del tema (aquí).

En total habían 708 pasajeros de 3ª clase de los que 528 murieron y 180 fueron supervivientes. De estos 493 eran hombres de los que murieron 418 y sobrevivieron sólo 75. En el caso de las mujeres eran 215 y murieron 110 mientras que sobrevivieron 105. Y por último habían 95 niños de los cuales 60 murieron y 35 sobrevivieron

Joseph Boxhall


Joseph Boxall nació en Hull, Inglaterra, hijo de Joseph y de Miriam Boxhall. Todos sus antepasados habían tenido algo que ver con el mar y la navegación, y Boxhall no fue la excepción. El 2 de Junio ingresó en su primer barco, donde estuvo aprendiendo durante 4 años. Tras conseguir los certificados de capitán y extra-capitán fue junto a su padre a trabajar en la Wilson line en 1907. Más tarde ingresó en la White Star Line y trabajó en el Oceanic y en Arabic. Fue trasladado, como muchos otros, al Titanic como 4º oficial. Cuando el Titanic golpeó el iceberg, Boxhall estaba cerca de las oficinas de los oficiales. Boxhall escuchó las campanadas dadas por Fleet desde la cofa, y sabiendo que algo ocurría se acercó al puente, donde el capitán Smith le ordenó ir a la proa a ver los daños causados. Boxhall calculó la posición del Titanic, con lo que gracias a esto se pudieron enviar las señales de socorro con la posición dónde se encontraban para avisar a barcos cercanos. Boxhall también vio unas luces a lo lejos, posiblemente del SS Californian. Boxhall fue puesto a cargo del bote Nº 2, el cual fue arriado con tan sólo 18 personas de una capacidad total de 65. Ya en el bote y a salvo ordenó alejarse para no ser succionados y no volvió a rescatar a las personas que morían en el agua. Cuando vio las luces del Carpathia se encargó de guiar a los botes hasta al mismo. Tras la catástrofe del Titanic, sirvió en el Adriatic cómo 4º oficial y en la Royal Navy Reserve como subteniente y en 1915 obtuvo el certificado de teniente. Participó en la 1ra guerra mundial y tras esta volvió a trabajar en la White Star Line en 1919. Cuando la White Star se fusionó con la Cunard Line, Boxhall trabajó para la nueva compañía como 1er oficial en el Aquitania. A pesar de tantos años en el mar jamás llegó a ser capitán y se retiró en 1940. Murió el 25 de abril de 1967 por trombosis cerebral.

4th Off camarote (Joseph Boxhall).png
Camarote de Boxhall

Para ver la imagen en HD haz click aquí

Robert Hichens


Hijo de Phillips Hichens y Rebecca Hichens, Robert Hichens nació en la Plaza de San Peter (St Peter’s Square), en North Yorkshire. Después de obtener el certificado como “capitán” (master mariner) sirvió en numerosos buques, pero no en el Océano Atlántico. Sería en el viaje a bordo del Titanic cuando cruzaría el Atlántico por primera vez. La noche del 14 de abril estaba todo en calma y sin incidentes como ya he comentado. Cuando Fleet vio aparecer el iceberg y avisó, a Hichens se le dió la orden de virar para tratar de esquivar el iceberg. Aquí debemos aclarar algo. En barcos anteriores al Titanic las órdenes estaban cruzadas. Si uno deseaba que el barco virase a babor, debía girar la rueda hacia estribor y viceversa. Sin embargo en el Titanic las órdenes sí correspondían. Si se deseaba virar a estribor, debía de girar la rueda hacia estribor. Este cambio provocó una confusión, que hizo que no hubiera tiempo suficiente para virar a tiempo. Esto es algo que siempre se ha puesto en duda, pero nunca se ha descartado. Hichens sobrevivió. Charles Ligtholler le ordenó subir a bordo del bote salvavidas Nº 6 (el cual tenía a bordo tan sólo 28 personas) y le dejó a cargo del mismo. Cuando el Titanic se terminó de hundir y según testimonios de pasajeros de bote Nº 6, Hichens se negó a  volver a rescatar a las personas que estaban en el agua. Según él eran sólo fiambres y no merecía la pena regresar, aunque Hichens siempre lo negó a la hora de dar testimonio afirmaba que si no volvió fue en primer lugar “por la succión que generaría el Titanic al hundirse” y más tarde porque “estaba demasiado lejos”. Hichens murió el 23 de Septiembre de 1940 por parada cardiaca.

Charles Lightoller


Charles Lightoller nació en Chorley el 30 de marzo de 1874. Poco después de su nacimiento su madre Sarah murió. la familia de Charles era poderosa para su tiempo, pero su padre le abandonó cuando Charles aún era muy joven. Con tan sólo 13 años se inició en el mar, en un curso de aprendizaje durante 4 años. Después de muchos años Lightoller ya era un veterano de un naufragio. A pesar de todo esto no le iba bien económicamente y regresó a Inglaterra. En 1900 ingresó en la White Star como 4º oficial en el Medic y más tarde en el Majestic, donde estuvo a las órdenes de Edward John Smith por primera vez. Fue trasladado al Oceanic y después nuevamente al Mestic, en este caso como 1er oficial y de nuevo al Oceanic como 1er oficial. Cuando tenía 38 años fue trasladado al Titanic como 2º oficial. En primera instancia Charles iba a ser el 1er oficial y Murdoch el jefe de oficiales, pero Edward John Smith, el capitán, decidió colocar a Henry Wilde como jefe de oficiales, a Murdoch como 1er oficial y a Lightoller como 2º oficial. La noche del 14 de abril él ya había sido relevado y se preparaba para ir a dormir. Fue entonces cuando sintió algo extraño que resultó ser la colisión con el iceberg. Ya con el pijama se asomó al puente pero vio que al parecer no era nada y regresó a su camarote, aunque por si acaso no se durmió y esperó a que otro oficial le avisara si algo ocurría. Y así ocurrió. Fue Boxhall quien le avisó. Lightoller se vistió y salió a arriar los botes, principalmente los del lado de babor. Al contrario que Murdoch, Ligtholler fue muy estricto a la hora de aplicar la normativa de “mujeres y niños primero”. Por último intentó arriar el bote desplegable B, pero dado que el agua alcanzaba ya el puente, no le fue posible. Estuvo en el agua hasta llegar a la cofa de los vigías, donde ya estaba el agua a esas alturas. Observó que el bote B estaba aún volcado y que varias personas intentaban subir. Lightoller consiguió subir a bordo de este junto a otras 30 personas. Ya que el bote estaba volcado Lightoller tuvo que indicar a los supervivientes como distribuir el peso para que no pasara nada hasta que llegara el Carpathia. Lightoller también fue el último superviviente en subir al Carpathia. A pesar del accidente y habiendo defendido a capa y espada a la White Star de todas las acusaciones, siguió con su trabajo para la compañía como 1er oficial en el Oceanic. Durante la 1ª geurra mundial sirvió en varios buques ganando más de una condecoración. Regresó junto a la White Star pero la compañía ya estaba bastante arruinada y los supervivientes del Titanic no representaban mucho para la compañía, con que Charles decidió dimitir. Ya el 8 de diciembre de 1952 murió a causa de una cardiopatía.

2nd Off camarote (Charles Lightoller)
Camarote de Charles Ligtholler

Para ver la imagen en HD haz click aquí

 

Eva Hart


La historia de Eva Hart es sin duda una de las más emotivas el Titanic, pues se ve lo que se puede llegar a preocupar por sus padres. Benjamin Hart Y esther Bloomfield se enamoraron y ella quedó embarazada. Fue en enero de 1905 cuando Eva Hart, una conocidísima pasajera del Titanic nació, concretamente el 13 de enero de 1905 en Ilford, en Londres. Su padre Benjamin tenía pensado abrir una tienda en EEUU y por tanto debían ir allí. Cuando fueron a Southampton para embarcar en el Titanic como pasajeros de 2ª clase, Eva Hart ni siquiera había visto un barco, y tuvo razón al decir que aquel barco, el Titanic, era enorme. Todo iba bien hasta que la frase “ni Dios podría hundir este barco” comenzó a afectar a Esther, quién comenzó a sentir un profundo miedo y quién extrañamente pensaba que algo iba a suceder, como si fuera un presentimiento. Fue entonces cuando Eva Hart y viendo el extraño comportamiento de su madre, comenzó a preocuparse también. Con el temor en el cuerpo, Eva Hart decidió quedarse despierta durante la noche y dormir durante el día para poder estar alerta y que nada malo pasara, pero sin embargo, ocurrió. Para cuando el Titanic golpeó el iceberg su padre Benjamin se dió cuenta de que algo había ocurrido, e inmediatamente fue a avisar a su esposa y a su hija. Cogió a Eva en brazos y se dirigió junto a Esther a la cubierta de botes, donde tanto Eva como Esther tuvieron la oportunidad de subir a bordo del bote Nº 14, pero su padre no tuvo la misma suerte. Cómo el resto de supervivientes ambas, madre e hija, fueron rescatadas por el carphatia sabiendo que jamás volverían a ver a Benjamin. Esther volvió a Inglaterra junto a su hija, donde se casó con otro hombre. para Eva las cosas no iban bien, pues aquella noche del 14 al 15 de abril de 1912 la atormentaba desde entonces. Cuando Eva tenía 23 años su madre murió (1928) y ella decidió enfrentarse a sus miedos encerrándose en un camarote de un barco por 4 días hasta que las pesadillas desaparecieran. Ya más adelante Eva formó parte de muchos acontecimientos relacionados con el Titanic, y obviamente criticando todo lo que podía. Siempre insistía en que debieron haber más botes salvavidas o en que había otro barco más cercano, cosa que se ha puesto en duda mucho tiempo. También es importante mencionar que escribió su propia biografía contando todo lo que ocurrió y criticando lo antes mencionado. Murió el 14 de febrero de 1996 por un cáncer (un año antes del estreno de la famosa película de james Cameron) con 91 años. Si bien es una pasajera muy conocida su historia no deja de ser interesante y emotiva pues muestra lo que un hijo se puede preocupar o lo que puede llegar a hacer por sus padres o seres queridos o lo que se puede llegar a hacer para enfrentarse a lo que uno más teme.